Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Seguridad en vehiculos

Mejorar nuestra seguridad en vehiculos

La seguridad personal hoy en día se ha tornado un aspecto importante en nuestro diario vivir. Es importante tener un nivel de alerta razonable para evitar desagradables sorpresas Seguridad en vehiculosy tratar de minimizar las razones que puedan convertirnos en blanco de un delincuente. Siempre debemos recordar que los criminales eligen a sus víctimas, principalmente tomando en cuenta que nivel de resistencia encontraran al hacer sus fechorías. Hemos visto aspectos preventivos para minimizar los riesgos cuando nos encontramos en diferentes situaciones, veremos a continuación algunos conceptos importantes al momento de movilizarnos en autos u otros vehículos, de modo que no nos tomen por sorpresa, y nuestra seguridad en vehiculos sea mayor.

Como reglas generales, muchos instructores de seguridad personal insisten en que permanecer dentro del auto es la mejor opción cuando detectamos una posible amenaza. Recordemos que la distancia es nuestra aliada y cuanto más obstáculos existan entre los delincuentes y nuestra persona mejor. Si tenemos control sobre el vehículo y una ruta clara de escape, lo ideal es alejarse del lugar y nunca descender del vehículo para enfrentar a los posibles agresores, pero en algunos casos no siempre es esta la mejor estrategia. Los ataques en vehículos son cada vez más frecuentes y pueden darse de muchas maneras, suelen ser muy rápidos, algunas veces casi imperceptibles, y en otras pueden estar acompañados de extrema violencia. En cualquier caso existen algunas reglas básicas de seguridad en vehiculos que debemos considerar y tener en cuenta para mejorar nuestras chances:

  • Siempre mantenga las puertas del vehículo cerradas y trabadas cuando este dentro del mismo.
  • Preste atención a las personas que se mueven a su alrededor, y el nivel de interés que demuestran hacia su coche. Mucha atención a quienes se desplazan en moto o quienes realizan movimientos fuera de lo común o predatorios.
  • Mantenga un nivel de atención adecuado sobre su entorno en todo momento. Preste atención a los vehículos que se acercan, y las maniobras que realizan. Trate de advertir técnicas que busquen bloquear o emboscar sus movimientos. Aumente la atención cuando deba detenerse (intersecciones, semáforos, barreras, obstáculos en general, etc.)
  • Evite transitar por zonas aisladas, con poco transito y mala iluminación. Prefiera las avenidas y vías rápidas. Procure mantener distancia con el vehículo que tenga adelante, deje un espacio suficiente como para realizar una maniobra evasiva de emergencia.
  • Si tiene un arma, llévela en su persona. De este modo si es obligado a descender, podrá tener acceso a un método de defensa y no la dejara en manos de los delincuentes.

Cuando tenemos un arma de fuego como sistema de defensa, es sumamente importante entrenar situaciones de ataque para mejorar nuestra seguridad en vehículos. No realizar simulacros y no entrenar situaciones lo único que lograra es ponernos en más riesgo e incluso lastimar a inocentes. Nunca se debe esperar a que las situaciones se presenten para darse cuenta que nos falta el conocimiento y la reacción necesaria.




Manejo de situaciones

  • Cuando se tiene el control del coche: si nos encontramos detenidos, sea porque estamos esperando en un semáforo, o estamos por salir del estacionamiento y detectamos que alguien se acerca de forma sospechosa, simplemente arranque y aléjese del lugar. No espere a que la situación escale a un nivel peligroso, mejor prevenirse antes que lamentar. En cualquier caso, es mejor ser detenido por cruzar con la luz roja a sufrir una agresión. En cualquier caso, cuando vea que el peligro ha pasado, reporte el incidente, brinde la mayor cantidad de detalles posibles a la policía sobre la situación y los agresores.
  • Cuando alguien trata de tomar el volante: esta situación nos coloca en ventaja dado que podemos, si actuamos rápido, tomar la mano del atacante y acelerar. Sin dudas nadie quiere una situación violenta pero esa no es su elección, sin dudas arrastraremos al delincuente con el coche, pero también evitaremos que pueda tomar acción más allá de querer zafarse y huir. Cuando veamos que no estamos en peligro, detenerse y llamar a las autoridades, si es necesario a los servicios de emergencia también para que brinden asistencia al herido.
  • Alguien entra por el lado del acompañante: a partir de aquí las situaciones se vuelven más complicadas, fallamos en mantener cerradas y trabadas las puertas del coche y la distancia entre nosotros y el atacante se reduce y no tenemos chance de aprovechar el movimiento del vehículo como arma. En este caso debemos actuar rápido, salir del coche al instante y buscar un lugar seguro. En el caso de tener un arma con nosotros mantenerla como opción de defensa si nos persiguen. Siempre tener en cuenta que trabarse en lucha con un delincuente en un espacio cerrado y con el cinturón de seguridad puesto no nos pone en la mejor situación.
  • Alguien se sube al asiento trasero: esta es una de las situaciones más complicadas, sobre todo si tenemos el cinturón de seguridad puesto. En esta situación nuevamente lo mejor es tratar de huir lo más rápido posible, tratar de mantener la calma en caso de no poder hacerlo y prestar atención a las intensiones del atacante. Si se trata solo de un robo, no resistirse. Trate de ganar la mayor cantidad de tiempo posible y espere la oportunidad para escapar o bien repeler a su agresor.
  • Alguien le apunta con un arma en la cabeza: esta situación no es para nada ventajosa, pero existen formas de salir de ella. La carrocería de los coches actuales no es la mejor armadura que podemos tener pero en algunos casos mejora nuestras chances si aprovechamos las partes más protegidas del vehículo como escudo. En caso de tener control del vehículo, acelerar y escapar de lugar mientras mantenemos nuestra cabeza abajo. Es una maniobra muy riesgosa así que siempre evaluar si es posible o no escapar de esta manera. En caso de no ser posible, evite hacer movimientos bruscos y procure mantener la calma, si los delincuentes solo buscan robarle, no se resista y entrégueles los valores e incluso el vehículo si es necesario. Lo importante es sobrevivir.




Conclusiones sobre la seguridad en vehiculos

En todos los casos que hemos analizado, el mayor problema al momento de evaluar la seguridad en vehiculos es elSeguridad en vehiculos tiempo que tenemos para reaccionar. Si logramos desarrollar  la conciencia de prestar atención a nuestro entorno y a los movimientos de los demás en función de nuestra ubicación, podemos aumentar grandemente el tiempo de evaluar y reaccionar ante un ataque. Estar distraído, no prestar atención a los espejos retrovisores, no atender a las señales que los criminales emiten cuando se encuentran evaluándonos como posibles víctimas, nos coloca en una situación muy arriesgada. Sin dudas cada situación es diferente, pero con un poco de entrenamiento hemos de activar nuestro instinto de supervivencia y estar atentos a los movimientos predatorios.

En cualquier caso, es importante evaluar la posibilidad de contar con algún arma o método de defensa a la mano (spray de pimienta, taser, picana eléctrica, etc.) en nuestro coche. Si optamos por disponer de algún arma, es conveniente mantenerla oculta y esperar a que la situación se presente para usarla. En caso de no contar con ningún método de defensa propio, las mismas llaves del coche pueden servir. En caso de que nuestra vida o la de los nuestros este en riesgo inminente, defiéndase, la premisa siempre es salir vivo de la situación.

 ***