Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La base para lograr un cambio radical

El problema para implementar  un cambio radical

Es una realidad que nadie puede asegurarnos el éxito en aquello que emprendemos, pero cambio radicalsi al menos no lo intentamos, nunca podremos saber si realmente es posible y es mejor de lo que tenemos actualmente. El miedo actúa como un gran freno que impide que avancemos y evolucionemos en nuestra vida. Es cierto que muchas veces nos ha costado mucho llegar a dónde estamos y tener lo que tenemos, pero si nos aferramos a lo que hemos logrado y detenemos nuestros impulsos, entonces no solo no avanzaremos sino que además comenzaremos poco a poco a perder cualquier posible ganancia que podamos creer que tenemos. Un cambio radical nunca es simple, pero tampoco es imposible.

El mayor obstáculo a vencer para lograr un cambio radical es el Miedo. Sin ninguna duda el principal desmotivador de una persona es el temor al fracaso y a las perdidas. Aun cuando no lo admitan, aun cuando se encuentren en este momento en un estado miserable, anímica, física y mentalmente, el miedo a enfrentar el cambio y modificar lo que siempre se ha hecho de la misma manera es lo lleva a que la gente se conforme y continúe en sus hábitos y actitudes derrotistas.

Las cosas no cambian por si solas, y lo único constante en la vida es el cambio. Si por el contrario intentamos mantener nuestro estado, poco a poco comenzaremos a luchar en contra de la natural evolución de las cosas. Justamente lo que lograremos es ingresar en una lucha constante contra fuerzas que intentan mantenernos en movimiento, por lo cual cada vez gastaremos más energía y esfuerzos en mantener cosas que de otro modo simplemente cumplirán su función y luego dejaran de ser importantes.

Muchos temen que implementar un cambio radical conlleve una gran pérdida emocional, financiera, de estatus, etc., muchos pueden hasta ser considerados locos por intentar modificar hábitos y costumbres he ir contra la corriente que impera, pero la realidad es que cuanto más estructurado sea una forma de vida, mas exige de quien la vive. Mantener un estatus conlleva tener que enfrentar cada mañana el reto de perpetuarlo, y así como un adicto necesita aumentar las dosis de su droga para lograr los mismos efectos que antes, lo mismo ocurre con nuestra mal llamada vida moderna.


Rompiendo los esquemas

Hoy en día nos vemos forzados a consumir cosas que no necesitamos, ya que no son cambio radicalesenciales para nuestra existencia, nos vemos conducidos a formar parte de estructuras y establecimientos que con el rotulo de logra una vida mejor nos hacen desperdiciar esta única existencia que tenemos aquí y ahora. Básicamente la sociedad actual exige de sus individuos la conformidad total con el sistema y la renuncia a sus deseos y sueños en pos de un imaginario beneficio futuro.

En definitiva, el individuo se mantiene bajo el control del sistema mediante el miedo al cambio, como recompensa se recibe una falsa sensación de seguridad y pertenencia que compensa, o intenta hacerlo, cualquier tipo de individualidad y deseo fuera de lo socialmente correcto. En esencia recibimos por nuestra sumisión a la estructura un número, un derecho a ser parte y la obligación de obedecer ciegamente y creer que nuestro destino lo elegimos siempre y cuando nuestra elección este dentro de lo que se nos marca como opciones adecuadas y aceptadas. Bienvenidos a la vida en la maquina.

***