Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Importancia de saber defensa personal

Tener conocimientos de defensa personal puede salvar tu vida

En algún momento todos hemos sentido miedo de salir a la calle debido al defensa personalaumento de la delincuencia y la inseguridad pública. Es algo muy común hoy en día ver en las noticias cómo los asaltos con arma blanca o arma de fuego aumentan y ocurren en cualquier lugar y hora del día. Casos como el de estudiantes que  al regresar a su casa son asaltados por delincuentes o como mujeres que cometen el error de caminar solas por lugares solitarios y son asaltadas, violadas y hasta asesinadas, sin dudas un panorama poco alentador para el ciudadano común  preocupado por su seguridad y la de los suyos. La idea de aprender algún tipo de defensa personal no es ninguna locura dadas las circunstancias.

Cualquiera de estos ejemplos nos obliga a pensar que es necesario saber defenderse al menos de manera básica para no formar parte de las estadísticas. Es esencial saber reaccionar rápida y efectivamente, así como tener claro lo que se debe hacer en estos casos, y en lo posible como evitarlos. Estas y muchas otras razones son las que nos deben llevar a tomar en serio la idea de tomar un curso de defensa personal y porque no también aprender a utilizar un arma para nuestra defensa.


Razones por las cual aprender a defenderse

A continuación haremos una lista de posibles razones para saber defensa personal, es un buen ejercicio analizar cada una de las opciones y buscar razones propias para decidirnos a aprender:

  • Aun cuando no seas víctima de abusos, puede que frecuentemente te veas obligado a transitar por lugares peligrosos donde se corre el riesgo de ser atacado o intimidado. Asimismo, vemos que hoy en día la delincuencia no tiene límites y puede atacar en cualquier lugar a cualquier hora del día. Al aprender a defenderte, te sentirás más seguro de ti mismo, podrás controlar más tus impulsos y sabrás cómo reaccionar y manejarte en caso de peligro.
  • La defensa personal y las artes marciales además de enseñarte a defenderte, ayudarán a que tengas el cuerpo más tonificado y fuerte, al mismo tiempo te ayudaran a conocer tus limites, tu resistencia y tus motivaciones. Con la práctica del tiro deportivo o defensivo, se desarrolla un nivel de auto-control y disciplina que ayuda a mantener la mente y el cuerpo activo. Asimismo, sin importar la edad que se tenga, cualquier momento de la vida es bueno para aprender a defenderse.
  • Está demostrado que aprender defensa personal calma la ansiedad, reduce el estrés y mejora el funcionamiento del organismo. Además ayuda a que enfoques tu energía de forma adecuada. Con la conciencia de que eres capaz de defenderte, conquistas el miedo y puedes disfrutar más y mejor de los momentos sin preocuparte tanto por el entorno.
  • Con el uso de las técnicas que se aprende en defensa personal y las reglas de seguridad que se enseñan, se incentiva a la persona a no ser violenta y a mantener el control ante situaciones que llevan al límite. Esto ayuda a que la persona tenga una actitud positiva y a que no se paralice de miedo ante una situación de riesgo. La práctica del tiro deportivo y las artes marciales son excelentes para la formación de la personalidad y el carácter en la persona, se trata de actividades que son muy recomendables para niños y adolescentes.
  • Con las técnicas que se aprenden no solo aprendes a defenderte y repeler ataques, sino que también ayudan a prevenir que estos ataques ocurran en defensa personalprimer lugar. Los delincuentes “estudian” a sus víctimas y prefieren atacar a aquellas que son menos propensas a defenderse. En el caso de que tú sepas defensa personal o técnicas de combate, es más probable que no seas elegido como víctima, esto se debe a que tu propio lenguaje corporal advierte a los posibles agresores acerca de que no estás dispuesto a dejarte someter. Asimismo, muchos sistemas de defensa personal enseñan a evadir y evitar ciertas situaciones así como a identificar actitudes sospechosas que nos ayudan a evitar ser atacados.

Nunca está de más saber defenderse y librarse de una situación de peligro. Anímate a seguir un curso de defensa personal y gana  la sensación de seguridad que te da el saber defenderte. Recuerda siempre que: “Es preferible saberlo y no necesitarlo que necesitarlo y no saberlo.”.

***