Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El peligro de la mediocridad

El peligro de la mediocridad

Alguna vez alguien dijo: “no me preocupan los gritos de los malos, el peligro de la mediocridadme preocupa el silencio de los buenos”, y esto resume muy adecuadamente lo que ocurre hoy en día en nuestra sociedad. Esencialmente los “malos”, o sea,  los ineptos, los soberbios e inescrupulosos, quienes hacen alarde de una mediocridad aberrante,  que no dudan en mentir y presionar a quien sea con tal de lograr que sus ideas y deseos se realicen,  han tomado las riendas de nuestro país. Sin dudas culpa nos cabe a todos, a los que los eligieron y a los que nos opusimos, ya que, como no existe victima sin victimario, aquellos que no queríamos que esta calaña estuviera donde esta, pasivamente dejamos que se instalaran y se sintieran cómodos,  y por supuesto ahora, no solo es todo un gran desafío removerlos, sino que ademas el daño que han causado es mayúsculo.

Es una realidad que en la actualidad nuestra sociedad sufre de grandes males, una educación cada vez peor, que ya ha dejado atras la mediocridad para convertirse en muy mala, una seguridad publica calamitosa en donde los delincuentes y criminales se sienten a sus anchas manejando a su antojo los hilos legales de nuestro obsoleto y muy mal pago sistema de justicia, fuerzas de seguridad que se debaten día a día entre el deber y el querer, en donde el equipamiento y las ordenes no siempre están a la altura de las circunstancias, en donde el simple agente de policía debe convivir con el delincuente al que debe combatir. O aquellos soldados que arriesgan todo por su patria y son vapuleados cada día, con salarios de miseria y ordenes indignantes, pero es su misión, y la cumplen como lo que son, excelentes representantes de nuestra nación.




Así es, en nuestro país habita el ventajismo y la mediocridad, donde los amigos de los que ostentan el poder aprovechan la buena zafra y se acomodan, mientras el resto de los ciudadanos sufrimos tras medidas cada vez mas acuciantes y soluciones a problemas que dan rabia, que hacen que de una buena vez se vea lo donde estarán ahora?que realmente son aquellos que se vistieron de perros pastores y siempre han sido feroces lobos que lo único que desean es destruir y devorar lo que tengan a su alcance. Si, la mediocridad ha ganado esta batalla, no solo en lo que respecta a la administración de este hermoso país, sino también a la cultura, al espíritu de lucha y de superación, a esta altura son muy pocos los que aun tienen ganas de revelarse y gritarles en la cara a los que aun aplauden y tratan de tapar el sol con un dedo.

El problema es que cuando el ciudadano común diga basta, nadie sabe como va a comenzar la caída, nadie sabe como van a reaccionar estos lobos disfrazados de corderos que han querido convencer a todos de que son la única solución a problemas inventados por ellos mismos. A nuestro alrededor se ven muestras de lo que ocurre, para un lado y para el otro, pero la realidad es que las heridas están hechas, va a llevar mucho tiempo, generaciones enteras el podes sanarlas, y como toda herida de lobo rabioso, siempre deja peste aun cuando cicatrice, así que todo esto no solo dolerá mientras sane, sino que muy posiblemente tengamos fuertes recaídas durante el proceso.

***