Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Las armas y redes sociales

Las armas y redes sociales

Algo que los últimos tiempos nos han demostrado es el efecto que armaspueden tener las redes sociales sobre el comportamiento de las personas. Es común ver como un simple comentario, o una inocente publicación puede desatar una tormenta en torno a un argumento que de otro modo no tendría ni la menor importancia. Si a todo eso agregamos un punto que en si mismo puede ser controvertido como es la tenencia y uso de armas de fuego, entonces es posible que en muchos casos tengamos la receta ideal para el desastre. A continuación evaluaremos puntos a tener en cuenta al momento de mezclar las armas y redes sociales.

Revelar Demasiado sobre nuestras armas y costumbres

Aun cuando se tengan todas las configuraciones de privacidad ajustadas al máximo, hay una cantidad enorme de casos en donde las comunicaciones personales privadas de las personas y las imágenes que se envían a través de Internet pueden ser interceptadas.

Revelar la cantidad, el lugar donde las tenemos almacenadas, el tipo y las características de armas de fuego que poseemos a través de Internet abiertamente, puede ser un grave error. Muchas veces esa información puede terminar en manos equivocadas y presentarse como una oportunidad para que los delincuentes y criminales nos tomen como un blanco codiciado.

Lo último que debes hacer es revelar detalles sobre tus armas. Divulgar que guardas una pistola en la mesa de luz o en la guantera del auto, son datos que pueden ofrecer a un ladrón una imagen exacta de lo que tiene que buscar y  dónde está ubicado, incluso puede adivinar qué tan bien asegurada esta el arma, el hogar o el coche.

Asimismo, publicar fotos de tu hogar, informar en todo momento en armasdonde te encuentras, anunciar tus lugares favoritos para comer, visitar y experimentar es algo que los delincuentes toman mucho en cuenta. El problema, es que si la gente equivocada sabe que usted es un dueño de armas, y en todo momento ellos pueden saber donde esta, entonces acaba de darles una enorme ventaja. Sin mucho esfuerzo se ha convertido en una víctima para cuando no estás en casa.

Si sólo tenemos una pistola y la llevamos a todas partes, entonces las posibilidades de que nos roben el arma es bastante pequeña. Sin embargo, si dejamos que la gente conozca nuestro modo de vida y detalles, entonces los estamos ayudando a encontrar oportunidades para hacerse de un botín mayor.



Realizar comentarios amenazadores

La mayoría de la gente no piensa mucho en lo que se dice en las redes sociales. La mayoría cree que son tan sólo otro foro público donde promocionar la última imagen graciosa que se hizo popular. No hay nada malo en eso. Pero, como propietario de un arma, tenemos que ser realmente conscientes de lo que decimos y de cómo nuestras palabras y acciones pueden ser malinterpretadas por el resto del mundo, incluso completos extraños.

Es una realidad que no hay nada en las redes sociales que valga la armaspena discutir. En general, ninguna opinión va a cambiar gracias a un ingenioso mensaje en Twitter o comentario en Facebook. Internet es una herramienta de gran valor para la investigación, pero como plataforma para la discusión social no siempre es el mejor ámbito.

Como propietario y defensor del derecho de poseer, posiblemente muchas veces nos veamos tentados a realizar comentarios y objeciones en línea. Es aquí donde se debe hilar fino y evitar ser percibidos como una amenaza.

Amenazar a alguien intencional o accidentalmente podría terminar siendo una complicación enorme para usted. Mantener las fotos de armas fuera de la conversación y ser mesurados al momento de entablar una discusión. Tratar de calmar los ánimos durante la misma siempre que sea posible. Quizás una de las mejores cosas acerca de las discusiones en Internet, es que uno puede irse en cualquier momento sin ninguna consecuencia.



Publicar información incriminatoria

Las armas son algo privado. Si se quiere compartir con amigos, se debe tener en cuenta que no solo ellos pueden ver lo que publicamos. Debemos tomar eso en cuenta y actuar en consecuencia. Un poco de discreción en línea puede ahorrar un montón de problemas más adelante.

***