Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Ampliar la seguridad en el hogar

Más seguridad en el hogar en épocas inseguras

Hemos de reconocer que la inseguridad en nuestro país ha llegado para instalarse. seguridad en el hogarLamentablemente a pesar de las posibles medidas que sean implementadas por el gobierno para tratar de minimizar la criminalidad, debemos asumir que este problema no tiene una solución clara y tampoco rápida. Por lo tanto, debemos tomar en cuenta plantearnos estrategias y hábitos que nos permitan mejorar nuestra seguridad personal y ampliar la seguridad en el hogar para prevenir posibles actos delictivos hacia nosotros y nuestra propiedad.

Es una realidad que ante una emergencia la respuesta policial es de varios minutos, siendo incluso en algunos casos, imposible obtener ayuda rápidamente. Es por eso que debemos volvernos auto-suficientes y planificar cuales son las mejores medidas para evitar vernos envueltos en casos de emergencia, ya sea en la calle como en nuestro hogar. Sabido es que aun cuando contemos con toda la buena voluntad y vivamos en una zona tranquila, nunca estamos libres de volvernos víctimas de una agresión por parte de un delincuente. Es por eso que como dice el viejo refrán, “hombre prevenido vale por dos”.




Asumir la realidad para enfrentar el problema

Cuanto más conciencia tengamos de que vivimos en una época compleja y que nuestro entorno es hostil, mejor nos podremos prepara para evitar ser marcados como posibles blancos. Hemos de recordar que los delincuentes suelen ser oportunistas, disponen de todo su instinto para detectar que persona puede ser un blanco fácil y actúan en consecuencia. Cuando buscan sus presas, normalmente evitan a aquellos individuos que demuestran una cierta atención o conciencia de su accionar, es por eso que si pierden el factor sorpresa es muy posible que no ataquen. Por eso, cuando estemos en la calle, debemos siempre prestar atención a nuestro entorno y a todo aquello que nos resulte fuera de lugar o sospechoso. Dar especial atención a nuestras premoniciones y siempre tratar de evitar la confrontación, es preferible perder unos minutos y buscar una vía alternativa a perder nuestras pertenencias o nuestra vida. Nunca ir directo a nuestro hogar si creemos que nos siguen, buscar un lugar público y con gente y si es posible donde haya policías.

Para mejorar la seguridad en el hogar, podemos tomar medidas básicas para evitar que se vuelva un blanco seguridad en el hogarfácil, y todo eso sin llamar demasiado la atención ni gastar enormes cantidades de dinero. Básicamente debemos buscar los puntos débiles de nuestra casa, analizar donde se encuentran los posibles puntos de acceso por donde un criminal puede acceder fácilmente y de ese modo podemos planear colocar elementos disuasorios que vuelvan nuestro hogar menos tentador que el de los demás. Aplicar el concepto militar de “endurecer el objetivo” es lo que debemos hacer para evitar que nuestro hogar sea la primera opción para un ladrón. Para ello, dispositivos como luces automáticas que detecten movimiento, o simples luces que eliminen los puntos oscuros en nuestra propiedad ayudan a evitar sorpresas. Colocar persianas que dificulten la apertura de las ventanas es una muy buena opción; los arbustos espinosos pueden ser más efectivos que las rejas perimetrales, y un buen perro guardián puede plantear un buen obstáculo que haga a los delincuentes pensar dos veces antes de atacar nuestro hogar.

Es esencial ser coherente, vivir constantemente preocupado por la seguridad de nuestro hogar solo hará que nos enfermemos, pero ser conscientes del problema y tomar recaudos a tiempo puede marcar toda la diferencia. Vivir tranquilo y enfrentar a la inseguridad es una cuestión de conciencia y de empeño personal. A veces las soluciones son más sencillas de poner en práctica por nosotros mismos en lugar de esperar que nos brinden respuestas desde las oficinas públicas.

***